Sexting





La seguridad en Internet


El caso de Tim Ribberink



"Querido papá y mamá, toda mi vida he sido ridiculizado, abusado, intimidado y excluidos.Ustedes son fantásticos. Espero que no estéis enojados. Hasta la vista, Tim ".
El joven Tim, estudiante de Historia, era víctima del ciberacoso por parte de personas que lo insultaban a través de la web de la heladería en la que trabajaba algunas horas al día.
Uno de los primeros mensajes se remonta a 2010 y apareció en un foro de hostelería firmado por un falso Tim en el que hablaba mal de la heladería en la que trabajaba, mientras que el segundo, también escrito por el acosador haciéndose pasar por el joven estudiante, se autoinsultaba llamándose "perdedor y homosexual".

El caso de Amanda Todd



“No tengo a nadie. Necesito a alguien. Me llamo Amanda Todd”. A través de pequeñas cartulinas, sin decir ni una sola palabra, la joven de 15 años fue relatando su historia. Una trágica historia que comenzó cuando a los 12 años, un extraño con el que contactó en Internet le pidió que le mostrara los pechos.

Pasó un año de aquello y el desconocido comenzó a acosarla a través de Facebook. Con un mensaje le pidió que se desnudara frente a la cámara para él si no quería que sus fotos, desnuda, acabaran publicadas en la web. Su acosador cumplió su amenaza y una noche la policía llamó a la puerta de la casa de la familia Todd a las cuatro de la madrugada: las imágenes de Todd estaban ya en los ordenadores de sus profesores, amigos y familiares.

Todd describe su infierno con frases cortas, “Me insultaban y me juzgaban”, “Perdí todos mis amigos y el respeto de la gente”. En este punto de la grabación, Todd muestra un mensaje que dice: “Nunca podré recuperar esa foto. Está ahí para siempre”.

De nada valió que Todd cambiara de ciudad y a la vez de colegio. El ciberacoso volvía a surgir. Su verdugo acababa sabiendo de sus nuevos amigos, colegio, profesores y volvía a humillar a la joven.

En una ocasión, más de 50 personas la estaban esperando a la entrada de su nuevo instituto porque se había extendido el bulo de que quería robarle el novio a una chica. “¡Golpéala!”, chillaban los presentes mientras grababan la agresión. 


Ciberacoso


Copyright 2009 El blog del Tutor. All rights reserved.
Free WPThemes presented by Leather luggage, Las Vegas Travel coded by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy